• Centro Comercial Almacentro Torre Sur Oficina 917 - Cra. 43 A # 34 - 95
  • 320 757 1313
  • 322 30 87

Eructos constantes: una piedra en el zapato

Como tratar los eructos constantes? Que me puede estar causando esto?

Los eructos son la salida de un bolo de gas desde el esófago a la faringe el cual puede ser audible o silencioso.

Es considerado un evento normal que puede pasar hasta 30 veces por día. Para algunas personas es placentero experimentarlos y sienten que les hace falta

Sin embargo, cuando el eructo es excesivo o repetitivo puede interferir con las actividades del día a día y deteriora la confianza y la calidad de vida

Eructos constantes
Eructos constantes. Foto tomada de Pixabay

Cuáles son las causas de los eructos constantes? 

El eructo repetitivo y anormal puede tener una o varias causas. Estas son:

Enfermedades del Estómago o el esófago

El eructo es más frecuente en personas con Acalasia, Gastroparesia o enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Incluso en el caso del reflujo este puede ser generado por la salida repetitiva de aire que a su vez arrastra ácido y a veces comida

Aumento de la sensibilidad del aparato digestivo.

Es un síntoma que puedes tener si tienes síndrome de intestino irritable (Colon irritable), estreñimiento crónico o dispepsia funcional

Hábitos poco saludables

Comer muy rápido, tragar entero, comer en exceso, masticar chicle o consumir bebidas con gas (Sodas, Colas, agua con gas) aumentan la probabilidad de eructos frecuentes

Mira mi publicación sobre hábitos saludables que te pueden ayudar a evitar problemas digestivos

Eructo supragástrico:

Es cuando de forma involuntaria e inconsciente entra más aire al esófago desde la boca y la garganta.

Puede suceder por la contracción subconsciente del diafragma que hace que aumente la presión en el esófago y de esta forma este órgano actúa como una jeringa que succiona aire

También puede pasar por la contracción de la base de la lengua lo cual resulta en una elevada presión de la faringe lo que hace que esta inyecte aire al esófago

Al inicio estos eventos son la respuesta de nuestro cerebro a un malestar en el abdomen o en la zona detrás del esternón pero con el paso de los días se vuelve un hábito inconsciente aún si ya no están las molestias que empezaron todo

Estos eventos pueden estar relacionados o no con cambios en el estado de ánimo como ansiedad o depresión

Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO)

Si tienes este problema puedes tener eructos frecuentes además de diarrea, distensión  o dolor abdominal

Mira mi publicación sobre SIBO

En que te puedo ayudar para solucionar tu problema

  1. Como cada caso es diferente, te voy a ayudar a encontrar la causa del eructo repetitivo. Para eso voy a escuchar tus síntomas, los examenes previos que tengas o te aconsejaré las pruebas que sean necesarias para estudiar tu caso
  2. Voy a darte las recomendaciones y medicamentos más apropiados para que esos eructos dejen de atormentarte y vuelvas a tener calidad de vida.
  3. Haré el seguimiento de tus progresos

Si sufres de eructos constantes programa tu cita para consulta llamándonos a los teléfonos 3223087 o 3207571313 o escríbenos al WhatsApp en este enlace http://wa.me/573207571313

Saludos,

Mauricio González

Tu Gastroenterólogo en Medellín

Cándida en el intestino delgado: Un lobo disfrazado de oveja

La cándida en el intestino delgado puede ser la causa de enfermedades inflamatorias, autoinmunes o digestivas en personas susceptibles.

La cándida es un hongo que se puede encontrar en el 70% de las personas saludables, y por eso se considera como un organismo comensal, es decir, no hace daño porque ha establecido un pacto de paz con las defensas del organismo.

Nuestro cuerpo se beneficia de la cándida porque esta ayuda en el mantenimiento de una flora intestinal normal y porque en cierta forma entrena y mantiene activo a nuestro sistema inmunológico.

¿Cómo la cándida en el intestino delgado afecta tu salud?

Cándida en el intestino delgado
Cándida en el intestino delgado. Foto tomada de Pixabay

1. Causa intestino permeable

Cuando la cándida es un comensal se encuentra en su forma inactiva conocida como levadura la cual hace parte de la flora normal.

En algunas situaciones la cándida se transforma a su forma activa e invasora conocida como HIFAS, las cuales tienen la capacidad de dañar la barrera intestinal y matar a las células del intestino delgado causando intestino permeable.

Mira mi publicación de intestino permeable.

2. Activa la enfermedad Celiaca

Se ha vinculado la presencia de cándida con la aparición de la enfermedad celiaca en personas genéticamente susceptibles.

Esto se debe a que en la pared que envuelve a este hongo hay unas proteínas llamadas transglutaminasa y HWP1 que hacen que el sistema inmunológico reaccione contra ellas.

El problema es que estas proteínas son similares a otras proteínas que se encuentran en el gluten, por lo que se cree que la cándida puede ser el factor que dispare la enfermedad.


3. Sobrecrecimiento de hongos en el intestino delgado (SIFO)

En algunas personas aumenta la cantidad de hongos en el intestino delgado y esto produce síntomas como dolor abdominal, distensión, llenura, gases, náuseas, distensión y diarrea.

También se puede sentir embotamiento mental, cansancio y fatiga.

Las personas más predispuestas al sobrecrecimiento de hongos son aquellas con condiciones que debilitan las defensas del organismo como la diabetes, VIH, uso de esteroides, antibióticos, inmunosupresores y la quimioterapia.

También se ha visto con más frecuencia con el uso de inhibidores de la bomba de protones(omeprazol, esomeprazol, etc.) y en quienes tienen sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO).

(Mira mi publicación de sobrecrecimiento bacteriano).

También hay personas sanas y sin factores predisponentes que pueden tener este trastorno y en estos casos se relaciona más con malos hábitos de alimentación.

¿Cómo se diagnostica la cándida en el intestino delgado?

Para saber si hay sobrecrecimiento de cándida en el intestino delgado el método más preciso es el cultivo del líquido del intestino delgado obtenido en una endoscopia digestiva.

Con este método también se puede saber si hay SIBO. Tiene la desventaja de que es un procedimiento invasivo.

Otra forma de hacer un diagnóstico indirecto es el cultivo de la materia fecal aunque este puede ser menos preciso.

Se pueden usar otras formas. como la detección de anticuerpos en sangre para cándida. aunque estas tienen la limitación de que no permiten evaluar precisamente cuando fue la infección.

Para evaluar si hay intestino permeable se puede recurrir a otras pruebas como las que describo en mi publicación de intestino permeable.

¿En qué te voy a ayudar?

En caso de confirmar el sobrecrecimiento de cándida en el intestino delgado te daré el medicamento adecuado para que la puedas eliminar.

Te voy a ayudar a encontrar cuál pudo ser el factor que provocara este problema.

Harás ajustes en tu alimentación que se adapten a tus necesidades y gustos con el objetivo de evitar recaídas.

Recibirás consejo sobre algunos suplementos que también ayudan a eliminar el sobrecrecimiento de este hongo y sus efectos negativos.

Si quieres saber si la cándida está afectando tu intestino delgado programa una cita conmigo por WhatsApp en este enlace o llámanos a los teléfonos 3207571313 0 3223087

Saludos,

Mauricio González Hernández

Tu Gastroenterólogo en Medellín

¿Qué es el intestino permeable?

El intestino permeable es el daño en la barrera intestinal que permite el paso anormal de bacterias, toxinas o antígenos (sustancias que pueden producir una reacción inmune) a la pared del intestino delgado, a la sangre o al sistema nervioso del aparato digestivo.

En personas susceptibles, el aumento en la permeabilidad del intestino puede llevar a múltiples enfermedades que incluyen enfermedades digestivas, problemas autoinmunes, enfermedades del sistema nervioso o alteraciones en el estado de ánimo, entre otras.

La barrera intestinal esta formada por estos elementos:

Que es el intestino permeable
Intestino permeable. Foto tomada de Pixabay

Defensas en la luz del intestino:

En la luz del intestino delgado, es decir por donde se mueven los nutrientes,  las bacterias y otras sustancias nocivas pueden ser degradadas por la bilis, el ácido gástrico y el jugo pancreático.

También en esta zona las bacterias comensales (las buenas , que son parte de la flora normal) pueden producir sustancias que impiden que otras bacterias colonicen el intestino delgado.

La barrera de moco

El moco que cubre las paredes del intestino y varias proteínas llamadas glicocalix actúan como una malla o un pantano que atrapa las bacterias y los antígenos. Dentro de este moco también hay Inmunoglobulina A,  una sustancia que envuelve a las bacterias y les impide atacar.

Unión entre células epiteliales

Las células del recubrimiento interno del intestino delgado, llamadas células epiteliales o enterocitos, se unen fuertemente como ladrillos pegados con cemento. Aún así, tienen la capacidad de permitir la entrada de sustancias y nutrientes a través de poros o abriendo pequeñas puertas entre ellas.

Mezcladas con las células epiteliales hay otras células llamadas células de Paneth que igualmente producen sustancias antimicrobianas.

Lámina propia

El espacio detrás de las células epiteliales se llama lámina propia y es donde está el grueso del ejercito constituido por varios tipos de glóbulos blancos que son capaces de producir una respuesta inflamatoria ante cualquier estímulo que llegue a ellas.

Estos glóbulos blancos llamados linfocitos producen varias sustancias llamadas inmunoglobulinas o Citocinas que capaces de activar no solamente la inmunidad en el organismo sino también estimular el sistema endocrino, el cerebro y todo el sistema nervioso.

En la lámina propia también hay neuronas del sistema nervioso autónomo que regulan la función y el movimiento del aparato digestivo.

Causas del intestino permeable

1. Medicamentos:

Los Antiinflamatorios (Aspirina, Ibuprofeno, Naproxeno, entre otros) dañan directamente las células del intestino delgado y tienen la capacidad de producir erosiones o úlceras.

Otros medicamentos que pueden dañar la barrera son los corticoides, los medicamentos para quimioterapia e incluso medicinas naturales con acción antiinflamatoria.

2. Malos patrones de Alimentación:

En este sentido, existen varias hábitos que aumentan la probabilidad de intestino permeable. Ejemplo de esto son las dietas bajas en fibra que disminuyen el movimiento del intestino delgado lo que a su vez aumenta el tiempo de exposición de este órgano a las toxinas.

La comida procesada tiene aditivos o químicos capaces de causar irritación y daño en los componentes de la barrera. El exceso de azúcares simples, como los de las bebidas artificiales y la panadería industrial, favorecen el predominio de una flora intestinal más proinflamatoria.

3. Infecciones:

Patógenos como Giardia, Helicobacter pylori, Salmonella, Shigella, Yersinia, COVID-19, pueden dañar esta barrera al lesionar directamente a las células epiteliales creando grandes poros en la barrera.

4. Sobrecrecimiento bacteriano (SIBO)

El aumento en el número de bacterias en el intestino delgado conocido como SIBO, altera el balance de las barreras del intestino.  Mira mi publicación sobre SIBO dando clic aquí.

5. Sobrecrecimiento de Hongos (SIFO)

La cándida es un hongo considerado como comensal en nuestro intestino (es normal que esté allí y no causa ningún daño ni actividad inflamatoria), pero en algunas personas se puede aumentar su número y activar una respuesta inflamatoria.

6. Estrés:

El estrés modifica el tipo de flora intestinal y activa el sistema hipotálamo hipofisiario, lo cual aumenta los niveles de Glucocorticoides que son hormonas proinflamatorias con lo cual se predispone a que las uniones entre las células epiteliales sean más débiles.

En este caso cuando hablo de estrés, no solamente me refiero al estado de ánimo, sino también a algunas cosas que llevan al límite a nuestro cuerpo como el dormir poco, exceso de trabajo y falta de descanso.

¿Cómo se diagnostica el intestino permeable?

No hay una prueba que se considere el gold standard para el diagnóstico del intestino permeable por lo que la sospecha y/o la combinación de exámenes son necesarios.  Existen varias pruebas que se pueden considerar para hacer el diagnóstico de intestino permeable:

1. Eliminación en orina de sucralosa o lactulosa.

Estas sustancias usualmente no se absorben cuando la barrera intestinal es normal pero aumentan su concentración en la orina cuando la permeabilidad del intestino se aumenta. Son las más conocidas, pero la limitación es que no están estandarizadas ni validadas.

2. Pruebas de sobrecrecimiento bacteriano (SIBO) :

El cultivo, las pruebas genéticas o la prueba de aliento con lactulosa permiten establecer si la flora del intestino es anormal.

3. Cápsula endoscópica del intestino delgado:

Evalúa de forma no invasiva y segura la integridad de la mucosa o revestimiento interno del intestino delgado. Es la mejor forma para diagnosticas alteraciones anatómicas que predispongan a sobrecrecimiento bacteriano así como úlceras o inflamaciones en este órgano.

4. Prueba de aliento con Xilosa:

Ayuda a diagnosticar si hay malabsorción de nutrientes en el intestino delgado, por lo que es una medida indirecta de su función.

5. Otras pruebas:

La endomicroscopía confocal o la impedancia mucosa, ambas técnicas realizadas con endoscopia, evalúan directamente la integridad de la unión entre células epiteliales pero son poco disponibles.

Enfermedades asociadas al Intestino permeable

La enfermedad celiaca, la enfermedad de Crohn y el intestino irritable, son algunas de las  enfermedades del aparato digestivo en donde se ha demostrado aumento en la permeabilidad intestinal.

Algunas otras enfermedades no digestivas que han sido asociadas con intestino permeable son:

Asma, Autismo, Enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, eczema, psoriasis, fibromialgia, depresión, ansiedad, síndrome de fatiga crónica, hígado graso, obesidad, síndrome metabólico, pancreatitis y artritis reumatoidea.

A día de hoy, no sabemos si el intestino permeable es causa de estas enfermedades o una consecuencia de los cambios que ellas inducen en el aparato digestivo. 

Tampoco hay pruebas científicas contundentes de que corregir el intestino permeable cure estas enfermedades, aunque si hay indicios de que hacerlo es una opción para mejorar su curso.

En qué te voy a ayudar:  

✅  Te voy a ayudar a encontrar la causa del intestino permeable y a darte el tratamiento adecuado.

✅  Harás ajustes a tu alimentación. En internet y en otras partes se recomienda que en todos los casos se debe evitar el gluten, los azúcares y todos los lácteos, pero yo te digo que lo que voy a hacer es ajustar las recomendaciones a tu caso, tus necesidades y gustos.

✅  Evaluaré si eres candidato a usar probióticos, prebióticos, Glutamina o incluso medicamentos para restaurar tu permeabilidad intestinal.

Si quieres saber si tienes intestino permeable o recibir tratamiento para este, programa tu cita conmigo por WhatsApp en este enlace o llámanos a los teléfonos 3207571313 o 3223087

Saludos,

 

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín

Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino delgado (SIBO)

Hoy te voy a hablar del sobrecrecimiento bacteriano SIBO (De sus siglas en inglés small intestinal bacterial overgrowht).

El SIBO es el aumento en el número de bacterias en el intestino delgado que interfiere con la absorción de nutrientes y causa inflamación e irritación en las células que cubren el interior de este órgano.

Este daño puede llevar a que la barrera intestinal sea más permeable, así como también otras complicaciones, incluyendo reacciones inmunes que causan alergias o hipersensibilidad  a la comida, inflamación general o reacciones autoinmunes.

Los síntomas digestivos más comunes son la distensión o dolor en el abdomen, diarreas, flatulencias, eructos, reflujo, pérdida de peso, indigestión y malabsorción de nutrientes. Otros síntomas no digestivos comunes son el embotamiento mental y la fatiga.

Sobrecrecimiento bacteriano SIBO
Foto tomada de Pixabay

Factores que predisponen al sobrecrecimiento bacteriano SIBO

Alteraciones en la anatomía del intestino delgado

Tener divertículos en el intestino delgado, cicatrices o estrecheces por enfermedad de Crohn o cirugías previas en el intestino delgado como, por ejemplo, el Bypass gástrico.

Movimiento anormal del intestino delgado

Sufrir de hipotiroidismo, gastroparesia, escleroderma, amiloidosis, diabetes o usar crónicamente medicamentos opiáceos (morfina, hidrocodona).

Disminución crónica del ácido gástrico

Esto es producido por el uso crónico de medicamentos inhibidores de la bomba de protones como omeprazol, esomeprazol, pantoprazol, etc. También puede ser originado por cirugías gástricas para el tratamiento de úlceras.

Deficiencias inmunes

Ejemplo de ellas son la malnutrición, VIH, inmunodeficiencia común variable.

Otras enfermedades

Diabetes, enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn, Intestino irritable, pancreatitis crónica, insuficiencia renal, enfermedades del hígado.

Los cumpleaños.

Como dicen por ahí los años no vienen solos. El proceso de envejecimiento también puede alterar por si solo el movimiento y la inmunidad del intestino delgado. El SIBO es una de las principales causas de Diarrea y pérdida de peso en las personas mayores.

Personas sin factores predisponentes

Hay quienes no tienen ninguno de los factores mencionados previamente. Es probable que en ellos el SIBO se deba a un patrón de alimentación no saludable.

Diagnóstico del sobrecrecimiento bacteriano SIBO

Cultivo de líquido duodenal

Es considerado el examen más importante (Gold Standard) para el diagnóstico de esta condición. Consiste en que durante una endoscopia digestiva superior mediante una sonda especial se aspira el líquido que normalmente está en el duodeno y este se envía para cultivo.

De esta forma se sabe la cantidad de bacterias que existen y se puede tener un examen de la sensibilidad a los antibióticos. Tiene la ventaja de que es más precisa, pero es invasiva al necesitar endoscopia y sedación.

Prueba de aliento para sobrecrecimiento bacteriano SIBO 

En este examen te tomas un sobre de lactulosa disuelto en agua. Cuando hay más bacterias de lo normal en el intestino delgado, estas descomponen la lactulosa aumentando la cantidad de gas de hidrógeno el cual es expulsado con la respiración y de esta forma puede ser medido con el aliento.

Las ventajas de esta prueba es su naturaleza no invasiva pero tiene el inconveniente que es menos preciso que el cultivo.

Tratamiento del SIBO 

El tratamiento del SIBO se basa en estos principios:

✅  Descubrir y corregir (mientras sea posible) los factores predisponentes. Por ejemplo, si la causa del SIBO es la enfermedad de Crohn el enfoque es tener un adecuado tratamiento de esta enfermedad.

✅  Buscar y tratar las deficiencias nutricionales. Son comunes, por ejemplo, las deficiencias de vitamina B12 y de otras vitaminas.

✅  Administración de antibióticos durante una a dos semanas. El objetivo de dar antibióticos no es eliminar del todo la flora bacteriana del intestino sino modularla de tal forma que ayude a mejorar los síntomas.

✅  Establecer una alimentación individualizada que disminuya la probabilidad de recaída del SIBO y de sus síntomas y que ayude a solucionar una de las raíces del problema.

Esta intervención es fundamental en todas las personas con SIBO pero en especial en aquellos que no tienen factores predisponentes. Una de las opciones es usar una dieta baja en FODMAPS. Conoce más de la dieta FODMAPS aquí .

 

Si quieres saber si tienes sobrecrecimiento bacteriano SIBO del intestino delgado programa tu cita para consulta / prueba de aliento o cultivo dando clic a este enlace http://wa.me/573207571313 o llamándonos a los teléfonos 3223087 o 3207571313

Saludos,

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín

Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori

Hoy te voy a hablar de los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori. Estos se pueden presentar en el 3% al 30% de las personas que lo reciben

Mira mis videos de YouTube

  1. Efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori
  2. Como prevenir o mitigar los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter 

Es necesario que elimines esta bacteria de tu estómago porque es considerada un factor de riesgo de cáncer gástrico, linfoma, úlceras y de otras enfermedades. Para eso recibirás un tratamiento que puede tener entre dos y cinco medicamentos (de 1 a 3 antibióticos) por 14 días.  Mira mi publicación sobre como tratar Helicobacter pylori.

Usualmente, ninguna infección requiere tantas medicinas para su tratamiento y por eso con Helicobacter nos exponemos a más efectos secundarios. Además, hay que tener en cuenta que factores como tu edad, los medicamentos que ya estás tomando, lo sensible que pueda ser tu aparato digestivo y las enfermedades que ya tienes, pueden aumentar la probabilidad de que te caiga mal el tratamiento.

Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter
Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori. Foto tomada de Pixabay

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori?

Estos efectos secundarios afortunadamente no le dan a todas las personas, son generalmente leves a moderados, tolerables y pasan al terminar el tratamiento. Te hago una lista, no para asustarte ni decirte que todo esto te va a dar, sino para que conozcas que puedes esperar con tu tratamiento.

Alergia:

Cualquiera de los medicamentos del tratamiento te pueden dar alergia.  Notarás un brote en la piel, rasquiña o se te puede poner la cara roja y caliente. En casos más severos puede haber tos, carraspera y dificultad para respirar. Si te da alergia, suspende los medicamentos y acude de inmediato a urgencias para controlar la crisis.

Dolor abdominal:

Lo más común es sentir dolor, fatiga o ardor en la boca del estómago pero también puede haber dolor en todo el abdomen.

Náuseas o vómito

Esto es más común cuando se utilizan varios antibióticos, en especial claritromicina, metronidazol o tetraciclina.

Diarrea:

Con frecuencia la materia fecal se vuelve más blanda pero también la puedes ver líquida, abundante e incluso con cambios de color.

Sabor metálico en la boca:

Es más común cuando te han recomendado metronidazol o claritromicina.

Dolor de cabeza:

Se puede presentar por el uso de los inhibidores de bomba (esomeprazol, deslansoprazol) o por la presencia de otros efectos secundarios.

Cambios en la flora:

El uso de antibióticos cambia la flora intestinal, pero una vez termines el tratamiento y si Helicobacter es eliminado, esta vuelva a ser normal con el paso de algunas semanas.  La flora de otras parte del cuerpo se puede ver afectada como, por ejemplo, la flora de la vagina, lo que te puede predisponer a vaginitis.

Dolores musculares

Puedes sentir dolor en los músculos, huesos o en las articulaciones. Esto es más común con el uso del levofloxacino.

Síntomas generales:

Puedes sentir debilidad, mareos, inapetencia, irritabilidad e incluso más ansiedad durante el tratamiento.

Efectos raros:

Han existido casos de arritmias cardiacas, anafilaxia, problemas autoinmunes y en el caso del uso de levofloxacino rotura del tendón de Aquiles.

Consejos para manejar los efectos secundarios:

Mira el objetivo:

Te sometes a todo esto porque tienes que eliminar esta bacteria que es perjudicial para tu salud. Dejarla viva no es una opción y esto implica que hay que tomar el tratamiento así no nos guste la idea.

Aguanta:

Las molestias son más comunes en los primeros días del tratamiento mientras el organismo se va acostumbrando. Por eso ten paciencia, aguanta un poco y trata de no suspender el tratamiento.

Cuida tu cuerpo:

En los días que dure el tratamiento hay que hidratarse muy bien con agua, aromáticas, jugos en agua y comer lo más sano posible según tus gustos y tolerancias. La idea es cuidar al hígado y al riñón para que estos órganos puedan eliminar apropiadamente del cuerpo estos medicamentos Toma los antibióticos con abundante agua y algo de alimento.

Evita irritantes:

Aquí lo que se busca es consentir a tu estómago e intestinos. No tomes licor durante el tratamiento así sea para la sed o para pasar un buen rato. En esos días disminuye los picantes, las comidas muy saladas o condimentadas y en lo posible evita comida procesada como gaseosas, jugos de cajita, enlatados o comida congelada.

Disminuye los cítricos:

Esto es solo durante el tratamiento porque pueden aumentar la sensación de dolor o ardor en la boca del estómago, pero también porque evitarlos parece que ayuda a mejorar la probabilidad de eliminar Helicobacter.

Consulta si tienes dudas o inquietudes:

No te quedes callado…¡Pregunta¡ Lo puedes hacer por WhatsApp en este enlace http://wa.me/573207571313 en los teléfonos 3223087 / 3207571313 o envíame un correo a migastroonline@gmail.com.

Si tienes que suspender el tratamiento no pasa nada:

Es poco frecuente, pero en el caso de que por alguna razón o molestia tengas que suspender el tratamiento, te aconsejo que nos volvamos a ver en consulta para evaluar las opciones que tienes. Mientras tanto no reinicies el tratamiento ni hagas otro por tu cuenta.

Tómate el probiótico:

Estos medicamentos disminuyen la probabilidad de que tengas efectos adversos.

Espero haberte ayudado. Continúa leyendo los artículos de mi Blog.

Saludos,

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín

Intolerancia a la lactosa: De verdad debo dejar los lácteos?

Hoy te voy a contar porque tener intolerancia a la lactosa no debe ser una condena ni una enfermedad.

¿Te ha pasado que dejaste la leche porque tienes dolor en el abdomen, distensión o muchos gases y apenas sientes que mejoras?

Es algo intuitivo y natural dejar estos alimentos una vez sintamos molestias digestivas y cuando nos sale bien y mejoramos, nos autoproclamados intolerantes a la lactosa.

Mira aquí mi video en YouTube

Pero cuando no mejoramos, ¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué hasta la leche sin lactosa me cae mal?

La lactosa es el principal azúcar de la leche de vaca y de casi todos los mamíferos. Es digerida en el intestino delgado por una enzima llamada lactasa que la descompone para permitir que sus nutrientes pasen a la sangre.

Con el paso de los años, y en especial en la edad adulta, nuestro organismo deja de producir la lactasa. Por ello cuando consumimos leche entera esta no puede ser digerida, así que el intestino delgado aumenta la cantidad de agua en su interior con el objetivo de diluirla. Además la lactosa no digerida pasa al colon, donde las bacterias la digieren aumentando la cantidad de gas.

La mayor cantidad de agua y gas en los intestinos aumenta la probabilidad que sientas diarrea, dolor en el abdomen, flatulencias o muchos movimientos en el abdomen.

Cuándo no podemos digerir adecuadamente la lactosa lo llamamos malabsorción de lactosa y cuándo tenemos síntomas al ingerir la lactosa se le llama Intolerancia a la lactosa.

Estos no son enfermedades sino variantes normales de nuestra digestión porque también hay quienes digieren normalmente la lactosa y no tienen ningún síntoma.

La mayoría de las personas, así tengan malabsorción de lactosa, pueden tolerar hasta 250 centímetros de leche entera (Un vaso) distribuidas a lo largo del día sin que esto cause síntomas. Adicionalmente, si lo que tomamos es leche o lácteos sin lactosa la probabilidad de molestias es menor.

Intolerancia a la lactosa
Intolerancia a la lactosa. Foto tomada de Pixabay

¿Por qué a pesar de dejar la leche o usar lácteos sin lactosa tienes molestias?

Tienes otro problema:

La mala absorción de la lactosa se produce también cuando hay inflamación en el intestino delgado por infecciones o por enfermedades inflamatorias como, por ejemplo, la enfermedad celiaca o la enfermedad de Crohn.  

Tu aparato digestivo está muy sensible:

Esto es común cuando padeces de colon irritable (Síndrome de intestino irritable) o estreñimiento pero también pasa cuando, por ejemplo, enfrentamos una situación de estrés o de cambios en nuestra vida.

Tienes una expectativa negativa de la leche y sus derivados:

El miedo a sentir molestias hace que juzguemos estos alimentos como malos para nuestra salud. En este caso nuestro cerebro genera cambios en el aparato digestivo que hacen que al consumir leche nos den molestias, incluso si tenemos toda la capacidad de digerirlos normalmente.

Acusaste al alimento equivocado:

La leche y los lácteos son los primeros a los que culpamos, pero en verdad podemos estar haciendo algo mal con el resto de nuestra alimentación o no haber tenido en cuenta otras comidas como causa de lo que sentimos.

¿Qué opciones tienes para mejorar la intolerancia a la lactosa?

Haz la prueba de aliento para malabsorción de lactosa:

Esta prueba no invasiva permite saber si podemos digerir la leche de forma adecuada y así tener un diagnóstico de la situación. Aquí tienes más información de esta prueba.

Tengo pacientes con muchos síntomas digestivos que durante mucho tiempo han evitado la leche y sus derivados y contra todo pronóstico la prueba les sale negativa. Saber esto nos ha permitido hacer ajustes en la alimentación de una forma objetiva y aliviando el estrés de la restricción.

Por otro lado, si la prueba sale positiva esto también ayuda a tener más fundamentos a la hora de las recomendaciones de alimentación.

Descubre y trata adecuadamente las enfermedades digestivas:

Es común que después de un adecuado tratamiento de enfermedades como el síndrome de intestino irritable, estreñimiento crónico o enfermedad inflamatoria intestinal, nuestro organismo empiece a tolerar de forma progresiva la leche y sus derivados.

No exageres y ajusta tu estrategia:

Haz cambios que se adapten a lo que tu organismo te vaya diciendo. Usa leche y lácteos deslactosados, toma estos a lo largo del día y ojalá encima de algún alimento, no mezcles lácteos y evita los que vengan asociados a azúcares refinados como helados y salsas de crema de leche.

También puedes comer lácteos que tengan bajas concentraciones de lactosa como, por ejemplo, los quesos madurados (Parmesano, Camembert, Cheddar).

Como ves, no te tienes porque privar de tu café con leche.

Usa probióticos:

Los probióticos son bacterias que, consumidas en la forma y dosis adecuada, producen resultados positivos en nuestra salud. Algunos de estos probióticos digieren la lactosa por ti, así que mejoran tu digestión.

Toma leche A2:

La caseina es la proteína más importante de la leche de vaca y se clasifica como A1  o A2. La leche que habitualmente consumimos tiene la mezcla de ambas proteínas pero se ha visto como las leches que solo tienen caseina A2 son mejor toleradas aún en personas con malabsorción de lactosa. Desafortunadamente a día de hoy no es fácil conseguirlas.

Usa lactasa:

Esto consiste en tomar la enzima lactasa en forma de cápsulas. En Colombia no se encuentra comercializada pero es una opción en otras partes del mundo.

Tienes la opción de no tomar más leche:  

Si por tus gustos o preferencias no quieres seguir tomando leche tampoco te vas a morir por ello. Esta y sus derivados son alimentos de alto valor biológico pero no son vitales. Asegúrate de reemplazar sus nutrientes con otros alimentos como el pescado y los vegetales.

No te restrinjas sin necesidad:

Por último, te digo que si no mejoras privándote de los lácteos es poco probable que esto te ayude a largo plazo y si puede afectarte en tu calidad de vida o en tu estado nutricional. Mejor no hagas restricciones indefinidas y consultes para que tengas más opciones.

Si tienes intolerancia a la lactosa u otros problemas en tu aparato digestivo programa tu cita conmigo en este enlace http://wa.me/573207571313 o llama a los teléfonos 3223087 o 3207571313

Saludos,

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín.

¿Qué más puede ser si no es el síndrome de intestino irritable?

¿Qué más puede ser si no es el síndrome de intestino irritable?

El síndrome de intestino irritable es una enfermedad que se diagnostica si hay dolor en el abdomen asociado a cambios en la frecuencia y en la consistencia de la materia fecal (Diarrea, estreñimiento o ambas) que hayan durado de forma intermitente o continua por más de tres meses.

Usando estos síntomas se dice que entre el 10% y 15% de la población mundial tiene este problema. Son muchos los factores que llevan a que aparezca el síndrome de intestino irritable como, por ejemplo, mayor sensibilidad digestiva, cambios en la flora intestinal, estados inflamatorios microscópicos, alteraciones en la percepción de nuestro cerebro entre otras causas.

El desafío es que el síndrome de intestino irritable es como una huella digital

Aunque los síntomas sean similares entre las personas, cada individuo tiene una versión única de la enfermedad en cuanto a la forma de sentirla o a su origen. Por eso que no se ha encontrado la pastilla que elimine el problema y hace que muchas veces escuches decir que no tiene cura. Mira mi publicación ¿El colon irritable tiene cura?

Síndrome de intestino irritable
Síndrome de intestino irritable. Foto tomada de Pixabay

Los grupos científicos nos han enseñado que el diagnóstico se hace por los síntomas y que no se requiere ningún examen adicional y eso puede llevar a que una persona con colon irritable quede etiquetada. Es como si dijeran “nunca más te vas a enfermar de otra cosa. De aquí en adelante todo lo que sientas es colon irritable. ¿Sangraste? eso es el estrés que te puso estreñido.”

Estamos en un mundo que ha cambiado no solo en el hecho de que hay más tecnología sino que además las enfermedades ya no son como las solían ver hace unos 50 años. Como ejemplo de eso es que ahora vemos cánceres de todo tipo en personas jóvenes y además hay un montón de enfermedades asociadas a los cambios en nuestras costumbres y alimentación. Para colmo de males hay varias enfermedades que pueden dar síntomas similares al síndrome de intestino irritable como por ejemplo:

Enfermedad celiaca

Enfermedad inflamatoria intestinal (Enfermedad de Crohn / Colitis ulcerativa).

Divertículos del colon.

Endometriosis

Problemas del piso pélvico.

Enfermedades endocrinas.

Malabsorción de sales biliares.

Insuficiencia pancreática exocrina.

Cáncer de los intestinos.

Mis pacientes me dicen frecuentemente en la consulta:

  • Me preocupa tener algo más que el síndrome de intestino irritable.
  • Estoy muy joven y no quiero que con el paso de los años esto se vuelva otra cosa.
  • Necesito saber exactamente lo que me pasa.

La idea con esta publicación no es alarmarte ni decirte que el síndrome de intestino irritable no existe ni que te debes hacer x o y examen. Solo que debes tener otra perspectiva sobre el diagnóstico de tu enfermedad. Por eso digo que el síndrome de intestino irritable es un diagnóstico intermedio y que nos obliga a ti y a mi a descartar otros problemas.

Por eso te voy a dar estas recomendaciones:

SI o SI Es necesario hacer exámenes en estos casos:

  • Sangrado en la materia fecal o anemia. No hace falta que te estés desangrando o que la anemia te deje pálido como un papel.
  • Tienes familiares con cáncer de colon, enfermedad celiaca o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Tus síntomas iniciaron después de los 40 años. Siempre han dicho que debe ser después de los 50. pero en muchos casos encontramos cosas que se pudieron haberse prevenido 10 años atrás.
  • Fiebre o vómito repetitivo.
  • Pérdida de peso que no tenga una explicación. Hay veces que dejamos de comer por las molestias y eso nos baja de peso, pero si no has hecho ningún cambio significativo y aún así bajas de peso, esto debe alertarte.
  • Síntomas en la madrugada o que te despiertan. Lo común es que las molestias aparezcan de día y que al menos te dejen dormir.
  • Te sientes cada vez peor, tus síntomas empeoran o son todos los días así no tengas las cosas anteriores.

En estos casos la Colonoscopia total con ileoscopia y/0 la Endoscopia digestiva superior son los exámenes que hay que realizar primero. En personas que no desean hacer pruebas invasivas o que tienen miedo o son de riesgo para estos exámenes o la sedación, una opción es realizar la colonoscopia y examen de todo el intestino delgado con cápsula endoscópica. Mira mi publicación sobre colonoscopia con cápsula endoscópica 

Si tienes molestias pero no tienes las señales de alarma que te acabé de contar, te recomiendo aún así realizar algunos exámenes, que dependerán del tipo de molestias, de la evaluación que te haga en la consulta y de tus deseos. Estas pueden ser:

Pruebas no invasivas:

Hay casos en los que ambos podemos estar tranquilos solo con estas pruebas. Ejemplos de estas son: El hemograma permite saber si hay anemia o inflamación, hay pruebas en sangre para hacer diagnóstico de enfermedad celiaca, pruebas en materia fecal como la calprotectina que permiten saber si hay inflamación en los intestinos o la prueba de elastasa fecal para saber si hay problemas en el funcionamiento de tu páncreas.

Pruebas invasivas:

Ejemplo de esto es la colonoscopia con ileoscopia que permite de plano descartar colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, cáncer o pólipos en el colon, colitis microscópicas o alérgicas e incluso problemas de tu piso pélvico. En caso de alta sospecha de enfermedad celiaca, en la endoscopia digestiva superior puedo tomar biopsias para confirmar la enfermedad.

Si en tus exámenes no salió nada malo, no te quedes triste ni aburrido porque sí tienes un diagnóstico y ahora tu preocupación no debe estar en qué enfermedad tienes sino en qué vas a hacer para solucionar este problema.

Para eso estoy aquí, para ayudarte a encontrar la solución.

Después del diagnóstico, así te hayas mejorado,  debes continuar con los exámenes preventivos según tu edad o tus antecedentes. No olvides que la vida sigue y no estas vacunado para otras cosas

Programa tu consulta conmigo en este enlace http://wa.me/573207571313 o en los teléfonos 3223087 o 3207571313

Saludos,

Mauricio González Hernández

Tu Gastroenterólogo en Medellín.

¿Cómo tratar las Hemorroides internas?

Hoy te voy a hablar de Cómo tratar las Hemorroides internas. Este es un problema que veo muy frecuentemente y escucho a mis pacientes decir:

Estoy cansado de sentir que me desangro cada vez que voy al baño. 

–  Doctor, ¿Cómo tratar las hemorroides de una vez por todas? 

Si te han diagnosticado Hemorroides internas y tienes molestias por culpa de ellas, te ayudo a encontrar la solución a este problema:

Como tratar las Hemorroides
Hemorroides internas. Foto tomada de pixabay

¿Qué son las Hemorroides? 

El ano no es solo el orificio que limpiamos, es un tubo de unos 3 o 4 centímetros que tiene un orificio interno que comunica con el recto y el orificio externo que es el que sentimos. En este canal hay varios grupos de venas llamadas cojinetes o venas hemorroidales que normalmente ayudan a evitar que se salga la materia fecal. Son como un sello.

Las que están de la mitad para adentro son llamadas venas hemorroidales internas y las de la mitad para afuera son llamadas venas hemorroidales externas. Cuando estas se irritan o se inflaman aparece lo que llamamos la enfermedad hemorroidal. Las principales causas son tener estreñimiento, diarrea o incontinencia de la materia fecal.

El síntoma más frecuente de las hemorroides internas es el sangrado sin dolor en el ano o en el abdomen,  usualmente al final de la defecación, puede ser en gotas pero a que a veces también puede ser abundante y teñir el agua del sanitario.

También se puede tener sensación de prolapso, rasquiña o salida de moco abundante por el ano. Las hemorroides externas se pueden sentir como un cojín en la región del ano. Cuando se forma un coágulo dentro de ellas se vuelven duras y empiezan a doler de una forma impresionante. A esto lo llamamos una hemorroide externa complicada.

¿Cómo se clasifican las Hemorroides internas? 

El diagnóstico de las hemorroides internas se hace a través de la inspección del ano realizada durante una colonoscopia o una rectosigmoidoscopia flexible. Estas se clasifican de acuerdo a su severidad en cuatro grados:

I: Venas prominentes e irritadas pero que no salen del ano. Por fuera no se ven.

II: Venas que salen cuando se puja pero ellas solas vuelven a entrar.

III: Las venas salen del ano pero solo entran empujándolas con el dedo o la mano.

IV: venas que están totalmente por fuera y no se entran de ninguna manera.

Como se clasifican las hemorroides internas

Saber en que grado están las Hemorroides internas es muy importante porque esto me da una idea de cual es el mejor tratamiento.

¿Cómo tratar las hemorroides internas?

✅  Actúa con calma si tienes sangrado:

La sangre es muy escandalosa y uno se asusta mucho. Acude a urgencias si el sangrado no para, es muy abundante o si sufres de alguna enfermedad crónica como insuficiencia renal o cardíaca, cirrosis o cualquier condición debilitante. Lo mismo si te han tomado los signos vitales y tu presión arterial ha bajado o los latidos de tu corazón son más de 90 por minuto.

✅ Medicamentos:

Hay medicamentos llamados flebotónicos que ayudan a mejorar la circulación en estas venas inflamadas y pueden ayudar a disminuir el sangrado o las molestias. También es útil, en especial cuando hay estreñimiento, tomar suplementos de fibra como el Psyllium (Metamucil). Si tienes estreñimiento mira mi publicación que puedo comer si tengo estreñimiento.

✅ Ligadura de Hemorroides:

Para los casos de Hemorroides internas grado I, II o III que no mejoran con el tratamiento médico, se recomienda este procedimiento que consiste en que con un equipo desechable que está en la punta de un endoscopio se amarran las hemorroides con unos lazos de plástico para que estas se vayan secando y desaparezcan. Es como cuando los abuelos tenían un lunar o verruga en la piel y se lo amarraban con un hilo. Con el paso de los días la verruga se secaba y se caía.

✅ Cirugía:

Es recomendada para las hemorroides grado IV, para aquellas que tienen otras complicaciones o para cuando no se logra mejoría luego de otros tratamientos.

✅ Cuidados generales de las hemorroides:

Hay otros consejos que son importantes cuando hay hemorroides internas como por ejemplo:

Evitar alimentos irritantes: Hay alimentos o sustancias que pueden predisponer a sangrado como por ejemplo licor de cualquier tipo, picantes y salsas, exceso en café y chocolates. Por eso debes ser prudente y ojala evitarlos en los días de crisis.

Adecuado aseo del ano: La idea es que no queden residuos de materia fecal en la zona del ano después de defecar para que no se irrite y no genere más molestias. Para esto te puedes ayudar de baños de asiento o de pañitos húmedos

¿En qué te voy a ayudar si tienes Hemorroides internas?

  1. Evaluaré cual es mejor tratamiento en tu caso para que los síntomas o molestias desaparezcan. En caso de que requieras ligadura de Hemorroides, yo mismo puedo realizarte este procedimiento con sedación.
  2. Te ayudaré a encontrar el origen de las hemorroides. Tanto si es una diarrea crónica o estreñimiento hay que buscar porque tienes esos problemas y empezar a buscar la solución con el objetivo de que no vuelvan a aparecer las hemorroides internas.
  3. Haré seguimiento de tus progresos.

Las Hemorroides internas SI tienen solución y no son algo que debas llevar de por vida. Si necesitas que te oriente sobre cómo tratar las hemorroides internas programa tu cita conmigo en este enlace http://wa.me/573207571313  o en los teléfonos 3223087 o 3207571313.

Saludos,

Mauricio González Hernández

Tu Gastroenterólogo en Medellín.

¿Qué puedo comer si tengo estreñimiento?

¿Qué puedo comer si tengo estreñimiento? – Como todo lo que me dicen y nada me funciona – Soy la mata del juicio y no me mejoro.

El estreñimiento es esa sensación de que la materia fecal es difícil y no placentera. No hace falta que pasen muchos días sin ir al baño para decir que eres estreñido. Hay personas que van todos los días pero se quieren morir cuando defecan.

Podemos sentir que nos toca hacer mucha fuerza o que ni siquiera nos da ganas. También puede pasar que defecar dura una eternidad o que al terminar quedemos con la sensación de que no se ha hecho nada. La materia fecal puede ser en bolitas pequeñas o gigantes que tapan el baño.

Aunque muchos pueden tener los mismos síntomas, el origen del problema es diferente para cada uno y por eso las recomendaciones no son las mismas para todas las personas.

Una misma talla no le sirve a todos.

Es común que me digan:

– He ido a muchos médicos y todos me dicen que coma mucha fibra pero nada…… sigo estreñido.

Hago ejercicio dos horas al día y cada vez estoy peor.

El estreñimiento tiene muchas causas y no necesariamente es que haces algo mal con la alimentación. La solución del estreñimiento es encontrar y corregir las raíces del problema y por eso hay personas que por más cambios que hacen en la comida no mejoran.

Sin embargo, sea o no la causa del estreñimiento, debes tener en cuenta la alimentación. Las recomendaciones que te voy a dar debes ajustarlas a tus gustos, a lo que sientas cuando las hagas y a lo que veas que se adapte más a ti. No todas te van a ser útiles ni tienes que hacerlas todas juntas.

En consulta te puedo orientar cuales de ellas te van a ser más útiles

¿Qué puedo comer si tengo estreñimiento?

Que puedo comer si tengo estreñimiento

Frutas:

Si no lo haces habitualmente, aumenta el consumo de frutas según tu gusto o tolerancia. Con respecto a estas ten en cuenta lo siguiente:

✅   No te aconsejo la Pitaya porque puede hacer que la defecación sea explosiva e irritar el ano o dar dolor en el abdomen. Tampoco te recomiendo la guayaba porque favorece el estreñimiento.

✅  Incluye uno o dos kiwis en tu dieta. Además de ser fuente de fibra natural, tiene propiedades laxantes.

✅  Excepto las dos que te mencioné, puedes comer cualquier fruta pero mezclando varias de estas. Que no sean cinco manzanas o cinco ciruelas.

✅ Hay ocasiones en que el aparato digestivo está tan sensible por el estreñimiento que las frutas pueden aumentar la sensación de distensión y malestar.

Vegetales:

Cuando no tienes la costumbre de consumirlos, el mejor momento para hacerlo es en el almuerzo a modo de ensalada. Usa una porción generosa que incluya la mezcla de varios vegetales como lechuga, espinaca, pepino, zuquini, cebolla, remolacha, zanahoria, alverja, habichuela,  etc. A esto le puedes adicionar alguna fruta dulce como para que cambie el sabor.

Prueba un lácteo en la mañana

Si ya lo sé….. te asusta que te infles o te dé dolor. Para algunas personas tomar un lácteo como el kumis o el yogurt sin azúcar les ayuda mucho. Si lo toleras lo puedes probar. Úsalo en el desayuno con los otros alimentos.

Toma un probiótico:

Los probióticos son como los antibióticos: Hay muchos y cada uno de ellos tiene una utilidad especifica. Por eso no hay que usar cualquier probiótico. Por ejemplo, hay unos que son más útiles cuando hay diarrea y si tomas de estos te vas a estreñir más. Los que han mostrado utilidad científica en aumentar el número de deposiciones diarias son el Bifidobacterium Lactis o el Lactobacillus Casei tomados al menos por 1 mes.

Suplementos naturales:

Si miras en internet vas a encontrar una lista tan grande que te vas a desesperar. Los que han mostrado utilidad científica hasta la fecha incluyen: las semilla de chía, linaza o cáñamo, las ciruelas pasas (6 unidades mañana y noche) o el Psyllium. Te aconsejo que no las uses todas juntas porque hacerlo te puede hacer sentir inflado o más estreñido.

Adecuada hidratación:

He escuchado que se deben tomar 8 vasos de agua diarios o incluso más de dos litros por día. Eso es variable para cada persona pero si fuera el caso mío no lo podría hacer porque o no me acordaría o me llenaría muy fácil tomando tanto líquido. El consejo que les doy es que toman al menos cuatro vasos de agua o líquido repartidos a lo largo del día. Si lo ven, puede ser la sobremesa de cada una de las comidas y al acostarse. Seguramente si haces ejercicio vas a necesitar más líquido para hidratarte. Lo que si te digo es que ojalá no sean bebidas deportivas como Gatorade o similares.

Dieta baja en FODMAPS.

(Mira aquí mi publicación de este tema) No es para todas las personas con estreñimiento pero te puede ayudar especialmente si te sientes muy distendido o inflado.

¿Qué no debo comer si tengo estreñimiento crónico?

Comida procesada:

Aunque es muy común en nuestra vida las comidas procesadas como enlatados, embutidos (Salchicha, salchichón), encurtidos o ahumados, no son buena idea si tienes estreñimiento.

Pan y panadería:

El consumo frecuente de este tipo de alimentos, así sea integral, hace que la materia fecal se vuelva más seca y además aumenta la probabilidad de que te sientas inflado.

Dulces o bebidas azucaradas:

Las gaseosas, sodas, jugos artificiales, leches achocolatadas, tés artificiales, chocolates y dulces en exceso, te pueden hacer sentir peor al causarte distensión o enlentecer el movimiento de los intestinos.

Excesos en carnes rojas

No es que no comas carnes rojas (Res, cerdo, cabra)  solo que debes disminuir la porción y la cantidad de veces que las comes. Una cosa es que la carne se salga del plato y otra una porción de 100 gramos

Un último consejo: no te restrinjas en exceso

Aunque te he dicho que hay ciertas cosas que no son buena idea si estas con estreñimiento, el que dejes de comer es otra mala idea porque no solamente no vas a mejorar sino que te vas a sentir mal, con menos ánimo, menos concentración y tu calidad de vida va a ser peor.

Lo más seguro es que si has hecho muchos ajustes con la alimentación y tu estreñimiento no mejora es porque necesitas corregir otras cosas.

Si necesitas que te responda la pregunta ¿Qué puedo comer si tengo estreñimiento? programa tu cita conmigo para ayudarte a encontrar lo que más se adapte a tu caso. Además vamos a buscar que te causa el estreñimiento.

Hazlo dando clic a este enlace: http://wa.me/573207571313 o llama a los teléfonos 3223087 o 3207571313. Conoce más de mis servicios en http://endoscopiaycolonoscopia.com

Saludos,

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín.