• Centro Comercial Almacentro Torre Sur Oficina 917 - Cra. 43 A # 34 - 95
  • 320 757 1313
  • 322 30 87

¿Qué es el intestino permeable?

El intestino permeable es el daño en la barrera intestinal que permite el paso anormal de bacterias, toxinas o antígenos (sustancias que pueden producir una reacción inmune) a la pared del intestino delgado, a la sangre o al sistema nervioso del aparato digestivo.

En personas susceptibles, el aumento en la permeabilidad del intestino puede llevar a múltiples enfermedades que incluyen enfermedades digestivas, problemas autoinmunes, enfermedades del sistema nervioso o alteraciones en el estado de ánimo, entre otras.

La barrera intestinal esta formada por estos elementos:

Que es el intestino permeable
Intestino permeable. Foto tomada de Pixabay

Defensas en la luz del intestino:

En la luz del intestino delgado, es decir por donde se mueven los nutrientes,  las bacterias y otras sustancias nocivas pueden ser degradadas por la bilis, el ácido gástrico y el jugo pancreático.

También en esta zona las bacterias comensales (las buenas , que son parte de la flora normal) pueden producir sustancias que impiden que otras bacterias colonicen el intestino delgado.

La barrera de moco

El moco que cubre las paredes del intestino y varias proteínas llamadas glicocalix actúan como una malla o un pantano que atrapa las bacterias y los antígenos. Dentro de este moco también hay Inmunoglobulina A,  una sustancia que envuelve a las bacterias y les impide atacar.

Unión entre células epiteliales

Las células del recubrimiento interno del intestino delgado, llamadas células epiteliales o enterocitos, se unen fuertemente como ladrillos pegados con cemento. Aún así, tienen la capacidad de permitir la entrada de sustancias y nutrientes a través de poros o abriendo pequeñas puertas entre ellas.

Mezcladas con las células epiteliales hay otras células llamadas células de Paneth que igualmente producen sustancias antimicrobianas.

Lámina propia

El espacio detrás de las células epiteliales se llama lámina propia y es donde está el grueso del ejercito constituido por varios tipos de glóbulos blancos que son capaces de producir una respuesta inflamatoria ante cualquier estímulo que llegue a ellas.

Estos glóbulos blancos llamados linfocitos producen varias sustancias llamadas inmunoglobulinas o Citocinas que capaces de activar no solamente la inmunidad en el organismo sino también estimular el sistema endocrino, el cerebro y todo el sistema nervioso.

En la lámina propia también hay neuronas del sistema nervioso autónomo que regulan la función y el movimiento del aparato digestivo.

Causas del intestino permeable

1. Medicamentos:

Los Antiinflamatorios (Aspirina, Ibuprofeno, Naproxeno, entre otros) dañan directamente las células del intestino delgado y tienen la capacidad de producir erosiones o úlceras.

Otros medicamentos que pueden dañar la barrera son los corticoides, los medicamentos para quimioterapia e incluso medicinas naturales con acción antiinflamatoria.

2. Malos patrones de Alimentación:

En este sentido, existen varias hábitos que aumentan la probabilidad de intestino permeable. Ejemplo de esto son las dietas bajas en fibra que disminuyen el movimiento del intestino delgado lo que a su vez aumenta el tiempo de exposición de este órgano a las toxinas.

La comida procesada tiene aditivos o químicos capaces de causar irritación y daño en los componentes de la barrera. El exceso de azúcares simples, como los de las bebidas artificiales y la panadería industrial, favorecen el predominio de una flora intestinal más proinflamatoria.

3. Infecciones:

Patógenos como Giardia, Helicobacter pylori, Salmonella, Shigella, Yersinia, COVID-19, pueden dañar esta barrera al lesionar directamente a las células epiteliales creando grandes poros en la barrera.

4. Sobrecrecimiento bacteriano (SIBO)

El aumento en el número de bacterias en el intestino delgado conocido como SIBO, altera el balance de las barreras del intestino.  Mira mi publicación sobre SIBO dando clic aquí.

5. Sobrecrecimiento de Hongos (SIFO)

La cándida es un hongo considerado como comensal en nuestro intestino (es normal que esté allí y no causa ningún daño ni actividad inflamatoria), pero en algunas personas se puede aumentar su número y activar una respuesta inflamatoria.

6. Estrés:

El estrés modifica el tipo de flora intestinal y activa el sistema hipotálamo hipofisiario, lo cual aumenta los niveles de Glucocorticoides que son hormonas proinflamatorias con lo cual se predispone a que las uniones entre las células epiteliales sean más débiles.

En este caso cuando hablo de estrés, no solamente me refiero al estado de ánimo, sino también a algunas cosas que llevan al límite a nuestro cuerpo como el dormir poco, exceso de trabajo y falta de descanso.

¿Cómo se diagnostica el intestino permeable?

No hay una prueba que se considere el gold standard para el diagnóstico del intestino permeable por lo que la sospecha y/o la combinación de exámenes son necesarios.  Existen varias pruebas que se pueden considerar para hacer el diagnóstico de intestino permeable:

1. Eliminación en orina de sucralosa o lactulosa.

Estas sustancias usualmente no se absorben cuando la barrera intestinal es normal pero aumentan su concentración en la orina cuando la permeabilidad del intestino se aumenta. Son las más conocidas, pero la limitación es que no están estandarizadas ni validadas.

2. Pruebas de sobrecrecimiento bacteriano (SIBO) :

El cultivo, las pruebas genéticas o la prueba de aliento con lactulosa permiten establecer si la flora del intestino es anormal.

3. Cápsula endoscópica del intestino delgado:

Evalúa de forma no invasiva y segura la integridad de la mucosa o revestimiento interno del intestino delgado. Es la mejor forma para diagnosticas alteraciones anatómicas que predispongan a sobrecrecimiento bacteriano así como úlceras o inflamaciones en este órgano.

4. Prueba de aliento con Xilosa:

Ayuda a diagnosticar si hay malabsorción de nutrientes en el intestino delgado, por lo que es una medida indirecta de su función.

5. Otras pruebas:

La endomicroscopía confocal o la impedancia mucosa, ambas técnicas realizadas con endoscopia, evalúan directamente la integridad de la unión entre células epiteliales pero son poco disponibles.

Enfermedades asociadas al Intestino permeable

La enfermedad celiaca, la enfermedad de Crohn y el intestino irritable, son algunas de las  enfermedades del aparato digestivo en donde se ha demostrado aumento en la permeabilidad intestinal.

Algunas otras enfermedades no digestivas que han sido asociadas con intestino permeable son:

Asma, Autismo, Enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, eczema, psoriasis, fibromialgia, depresión, ansiedad, síndrome de fatiga crónica, hígado graso, obesidad, síndrome metabólico, pancreatitis y artritis reumatoidea.

A día de hoy, no sabemos si el intestino permeable es causa de estas enfermedades o una consecuencia de los cambios que ellas inducen en el aparato digestivo. 

Tampoco hay pruebas científicas contundentes de que corregir el intestino permeable cure estas enfermedades, aunque si hay indicios de que hacerlo es una opción para mejorar su curso.

En qué te voy a ayudar:  

✅  Te voy a ayudar a encontrar la causa del intestino permeable y a darte el tratamiento adecuado.

✅  Harás ajustes a tu alimentación. En internet y en otras partes se recomienda que en todos los casos se debe evitar el gluten, los azúcares y todos los lácteos, pero yo te digo que lo que voy a hacer es ajustar las recomendaciones a tu caso, tus necesidades y gustos.

✅  Evaluaré si eres candidato a usar probióticos, prebióticos, Glutamina o incluso medicamentos para restaurar tu permeabilidad intestinal.

Si quieres saber si tienes intestino permeable o recibir tratamiento para este, programa tu cita conmigo por WhatsApp en este enlace o llámanos a los teléfonos 3207571313 o 3223087

Saludos,

 

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín