Intolerancia a la lactosa: De verdad debo dejar los lácteos?

Hoy te voy a contar porque tener intolerancia a la lactosa no debe ser una condena ni una enfermedad.

¿Te ha pasado que dejaste la leche porque tienes dolor en el abdomen, distensión o muchos gases y apenas sientes que mejoras?

Es algo intuitivo y natural dejar estos alimentos una vez sintamos molestias digestivas y cuando nos sale bien y mejoramos, nos autoproclamados intolerantes a la lactosa.

Mira aquí mi video en YouTube

Pero cuando no mejoramos, ¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué hasta la leche sin lactosa me cae mal?

La lactosa es el principal azúcar de la leche de vaca y de casi todos los mamíferos. Es digerida en el intestino delgado por una enzima llamada lactasa que la descompone para permitir que sus nutrientes pasen a la sangre.

Con el paso de los años, y en especial en la edad adulta, nuestro organismo deja de producir la lactasa. Por ello cuando consumimos leche entera esta no puede ser digerida, así que el intestino delgado aumenta la cantidad de agua en su interior con el objetivo de diluirla. Además la lactosa no digerida pasa al colon, donde las bacterias la digieren aumentando la cantidad de gas.

La mayor cantidad de agua y gas en los intestinos aumenta la probabilidad que sientas diarrea, dolor en el abdomen, flatulencias o muchos movimientos en el abdomen.

Cuándo no podemos digerir adecuadamente la lactosa lo llamamos malabsorción de lactosa y cuándo tenemos síntomas al ingerir la lactosa se le llama Intolerancia a la lactosa.

Estos no son enfermedades sino variantes normales de nuestra digestión porque también hay quienes digieren normalmente la lactosa y no tienen ningún síntoma.

La mayoría de las personas, así tengan malabsorción de lactosa, pueden tolerar hasta 250 centímetros de leche entera (Un vaso) distribuidas a lo largo del día sin que esto cause síntomas. Adicionalmente, si lo que tomamos es leche o lácteos sin lactosa la probabilidad de molestias es menor.

Intolerancia a la lactosa
Intolerancia a la lactosa. Foto tomada de Pixabay

¿Por qué a pesar de dejar la leche o usar lácteos sin lactosa tienes molestias?

Tienes otro problema:

La mala absorción de la lactosa se produce también cuando hay inflamación en el intestino delgado por infecciones o por enfermedades inflamatorias como, por ejemplo, la enfermedad celiaca o la enfermedad de Crohn.  

Tu aparato digestivo está muy sensible:

Esto es común cuando padeces de colon irritable (Síndrome de intestino irritable) o estreñimiento pero también pasa cuando, por ejemplo, enfrentamos una situación de estrés o de cambios en nuestra vida.

Tienes una expectativa negativa de la leche y sus derivados:

El miedo a sentir molestias hace que juzguemos estos alimentos como malos para nuestra salud. En este caso nuestro cerebro genera cambios en el aparato digestivo que hacen que al consumir leche nos den molestias, incluso si tenemos toda la capacidad de digerirlos normalmente.

Acusaste al alimento equivocado:

La leche y los lácteos son los primeros a los que culpamos, pero en verdad podemos estar haciendo algo mal con el resto de nuestra alimentación o no haber tenido en cuenta otras comidas como causa de lo que sentimos.

¿Qué opciones tienes para mejorar la intolerancia a la lactosa?

Haz la prueba de aliento para malabsorción de lactosa:

Esta prueba no invasiva permite saber si podemos digerir la leche de forma adecuada y así tener un diagnóstico de la situación. Aquí tienes más información de esta prueba.

Tengo pacientes con muchos síntomas digestivos que durante mucho tiempo han evitado la leche y sus derivados y contra todo pronóstico la prueba les sale negativa. Saber esto nos ha permitido hacer ajustes en la alimentación de una forma objetiva y aliviando el estrés de la restricción.

Por otro lado, si la prueba sale positiva esto también ayuda a tener más fundamentos a la hora de las recomendaciones de alimentación.

Descubre y trata adecuadamente las enfermedades digestivas:

Es común que después de un adecuado tratamiento de enfermedades como el síndrome de intestino irritable, estreñimiento crónico o enfermedad inflamatoria intestinal, nuestro organismo empiece a tolerar de forma progresiva la leche y sus derivados.

No exageres y ajusta tu estrategia:

Haz cambios que se adapten a lo que tu organismo te vaya diciendo. Usa leche y lácteos deslactosados, toma estos a lo largo del día y ojalá encima de algún alimento, no mezcles lácteos y evita los que vengan asociados a azúcares refinados como helados y salsas de crema de leche.

También puedes comer lácteos que tengan bajas concentraciones de lactosa como, por ejemplo, los quesos madurados (Parmesano, Camembert, Cheddar).

Como ves, no te tienes porque privar de tu café con leche.

Usa probióticos:

Los probióticos son bacterias que, consumidas en la forma y dosis adecuada, producen resultados positivos en nuestra salud. Algunos de estos probióticos digieren la lactosa por ti, así que mejoran tu digestión.

Toma leche A2:

La caseina es la proteína más importante de la leche de vaca y se clasifica como A1  o A2. La leche que habitualmente consumimos tiene la mezcla de ambas proteínas pero se ha visto como las leches que solo tienen caseina A2 son mejor toleradas aún en personas con malabsorción de lactosa. Desafortunadamente a día de hoy no es fácil conseguirlas.

Usa lactasa:

Esto consiste en tomar la enzima lactasa en forma de cápsulas. En Colombia no se encuentra comercializada pero es una opción en otras partes del mundo.

Tienes la opción de no tomar más leche:  

Tampoco te vas a morir si dejas la leche o los lácteos. Esta y sus derivados son alimentos de alto valor biológico pero no son vitales. Asegúrate de reemplazar sus nutrientes con otros alimentos como el pescado y los vegetales.

No te restrinjas sin necesidad:

Por último, te digo que si no mejoras privándote de los lácteos es poco probable que esto te ayude a largo plazo y si puede afectarte en tu calidad de vida o en tu estado nutricional. Mejor no hagas restricciones indefinidas y consultes para que tengas más opciones.

Si tienes intolerancia a la lactosa u otros problemas en tu aparato digestivo programa tu cita conmigo en este enlace http://wa.me/573207571313 o llama a los teléfonos 6043223087 o 3207571313

Saludos,

 

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín.

Mauricio González Hernández - Doctoralia.co