• Centro Comercial Almacentro Torre Sur Oficina 917 - Cra. 43 A # 34 - 95
  • 320 757 1313
  • 322 30 87

Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori

Hoy te voy a hablar de los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori. Estos se pueden presentar en el 3% al 30% de las personas que lo reciben

Mira mis videos de YouTube

  1. Efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori
  2. Como prevenir o mitigar los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter 

Es necesario que elimines esta bacteria de tu estómago porque es considerada un factor de riesgo de cáncer gástrico, linfoma, úlceras y de otras enfermedades. Para eso recibirás un tratamiento que puede tener entre dos y cinco medicamentos (de 1 a 3 antibióticos) por 14 días.  Mira mi publicación sobre como tratar Helicobacter pylori.

Usualmente, ninguna infección requiere tantas medicinas para su tratamiento y por eso con Helicobacter nos exponemos a más efectos secundarios. Además, hay que tener en cuenta que factores como tu edad, los medicamentos que ya estás tomando, lo sensible que pueda ser tu aparato digestivo y las enfermedades que ya tienes, pueden aumentar la probabilidad de que te caiga mal el tratamiento.

Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter
Efectos Secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori. Foto tomada de Pixabay

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento para Helicobacter pylori?

Estos efectos secundarios afortunadamente no le dan a todas las personas, son generalmente leves a moderados, tolerables y pasan al terminar el tratamiento. Te hago una lista, no para asustarte ni decirte que todo esto te va a dar, sino para que conozcas que puedes esperar con tu tratamiento.

Alergia:

Cualquiera de los medicamentos del tratamiento te pueden dar alergia.  Notarás un brote en la piel, rasquiña o se te puede poner la cara roja y caliente. En casos más severos puede haber tos, carraspera y dificultad para respirar. Si te da alergia, suspende los medicamentos y acude de inmediato a urgencias para controlar la crisis.

Dolor abdominal:

Lo más común es sentir dolor, fatiga o ardor en la boca del estómago pero también puede haber dolor en todo el abdomen.

Náuseas o vómito

Esto es más común cuando se utilizan varios antibióticos, en especial claritromicina, metronidazol o tetraciclina.

Diarrea:

Con frecuencia la materia fecal se vuelve más blanda pero también la puedes ver líquida, abundante e incluso con cambios de color.

Sabor metálico en la boca:

Es más común cuando te han recomendado metronidazol o claritromicina.

Dolor de cabeza:

Se puede presentar por el uso de los inhibidores de bomba (esomeprazol, deslansoprazol) o por la presencia de otros efectos secundarios.

Cambios en la flora:

El uso de antibióticos cambia la flora intestinal, pero una vez termines el tratamiento y si Helicobacter es eliminado, esta vuelva a ser normal con el paso de algunas semanas.  La flora de otras parte del cuerpo se puede ver afectada como, por ejemplo, la flora de la vagina, lo que te puede predisponer a vaginitis.

Dolores musculares

Puedes sentir dolor en los músculos, huesos o en las articulaciones. Esto es más común con el uso del levofloxacino.

Síntomas generales:

Puedes sentir debilidad, mareos, inapetencia, irritabilidad e incluso más ansiedad durante el tratamiento.

Efectos raros:

Han existido casos de arritmias cardiacas, anafilaxia, problemas autoinmunes y en el caso del uso de levofloxacino rotura del tendón de Aquiles.

Consejos para manejar los efectos secundarios:

Mira el objetivo:

Te sometes a todo esto porque tienes que eliminar esta bacteria que es perjudicial para tu salud. Dejarla viva no es una opción y esto implica que hay que tomar el tratamiento así no nos guste la idea.

Aguanta:

Las molestias son más comunes en los primeros días del tratamiento mientras el organismo se va acostumbrando. Por eso ten paciencia, aguanta un poco y trata de no suspender el tratamiento.

Cuida tu cuerpo:

En los días que dure el tratamiento hay que hidratarse muy bien con agua, aromáticas, jugos en agua y comer lo más sano posible según tus gustos y tolerancias. La idea es cuidar al hígado y al riñón para que estos órganos puedan eliminar apropiadamente del cuerpo estos medicamentos Toma los antibióticos con abundante agua y algo de alimento.

Evita irritantes:

Aquí lo que se busca es consentir a tu estómago e intestinos. No tomes licor durante el tratamiento así sea para la sed o para pasar un buen rato. En esos días disminuye los picantes, las comidas muy saladas o condimentadas y en lo posible evita comida procesada como gaseosas, jugos de cajita, enlatados o comida congelada.

Disminuye los cítricos:

Esto es solo durante el tratamiento porque pueden aumentar la sensación de dolor o ardor en la boca del estómago, pero también porque evitarlos parece que ayuda a mejorar la probabilidad de eliminar Helicobacter.

Consulta si tienes dudas o inquietudes:

No te quedes callado…¡Pregunta¡ Lo puedes hacer por WhatsApp en este enlace http://wa.me/573207571313 en los teléfonos 3223087 / 3207571313 o envíame un correo a migastroonline@gmail.com.

Si tienes que suspender el tratamiento no pasa nada:

Es poco frecuente, pero en el caso de que por alguna razón o molestia tengas que suspender el tratamiento, te aconsejo que nos volvamos a ver en consulta para evaluar las opciones que tienes. Mientras tanto no reinicies el tratamiento ni hagas otro por tu cuenta.

Tómate el probiótico:

Estos medicamentos disminuyen la probabilidad de que tengas efectos adversos.

Espero haberte ayudado. Continúa leyendo los artículos de mi Blog.

Saludos,

Mauricio González Hernández 

Tu Gastroenterólogo en Medellín